SANTO EVANGELIO 21 JUNIO 2009

Meditación del día

La tempestad calmada

Claro que a Jesús le importa que perezcamos; en cuanto le pedimos ayuda Él, Dios, se levanta e increpa a los vientos y todo le obedece.

¿Obedeces tú a la voluntad de Dios cuando vives malos tiempos? ¿Cuándo pasas angustias y penas, haces lo que Dios quiere? ¿Lo llamas para pedirle ayuda?

Pide, porque Dios es Dios y Dios ama a los que le obedecen, y él quiere que lo llames, dijo: “Pedid y se os dará”… ¿Por qué no llamas a Jesús? Obedece su mandato de que lo llames cuando quieras y por lo que quieras, Dios te ama, Dios se levanta e increpa al mal y lo malo que te sucede para tragarte y que perezcas; él, Dios, quiere tu fe, entonces. Llama a Dios; su nombre es Jesús.

“Jesús, no duermas que te necesito, ven a Mí Padre y dame tu Amor”.

Un acto de fe es lo que quiere Dios. Cree, pide.

P. Jesus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s